Perder nuestra información

Podemos definir que los datos o información generada, son el resultado del trabajo y actividad de cada empresa, que es el principal activo que esta tiene y que permite que una empresa sea operativa y pueda realizar su actividad comercial.

Aunque parezca una obviedad, la no disponibilidad de estos datos hace que una empresa sea totalmente inoperativa, sobre todo en un mundo digital.

A medida que los procesos manuales desaparecen, la información digital (datos) gana todo el protagonismo, dándonos todo tipo de ventajas en forma de: rapidez, movilidad, flexibilidad, capacidad de almacenamiento, etc..

No todos son ventajas en el mundo digital, ya que existen muchas causas y situaciones que pueden llevarnos a perder nuestros datos, por lo que se hace imprescindible una política de copias de seguridad segura, automatizada, desatendida y monitorizada.

La realidad

La probabilidad de perder nuestros datos es una opción real y que lamentablemente muchas empresas no son conscientes de esta posibilidad hasta que ocurre.

¿Como puede verse afectada nuestra información?

Nuestra información puede perderse por innumerables causas, muchas de las cuales no podemos controlar ni prever, por esta razón es tan importante tener una política de copias de seguridad profesional y efectiva.

Las principales causas que pueden llegar a generar algún tipo de pérdida de datos, son las siguientes:

Fallos físicos:

La información almacenada en nuestros disco duros (mecánicos o SSD), memorias usb, etc.. puede fallar en cualquier momento por cuestiones mecánicas o electrónicas. Todos los dispositivos de almacenamiento tienen una vida útil y tarde o temprano terminan fallando y produciendo una pérdida de datos.

Fallos lógicos:

La información almacenada en nuestros discos duros puede llegar a corromperse a nivel lógico (daño en la estructura del fichero) por muchas causas (daños en sistema operativo, fallos en la grabación, cierres inesperados, virus y malwares, etc…) y no ser accesible. Esta situación puede generar una perdida parcial de información.

Errores involuntarios:

En determinadas ocasiones, por error, podemos borrar accidentalmente ficheros que tienen información valiosa para nosotros o bien queremos revertir unas modificaciones realizadas con anterioridad para tener el fichero original (hojas de cálculo, bases de datos, etc…). Sin un sistema efectivo de copias de seguridad las modificaciones no son recuperables.

Actos voluntarios:

De la misma forma que hay situaciones accidentales, que pueden hacernos perder parte de nuestra información, también hay actos voluntarios realizados por personas con el objetivo de producir un daño (borrar información) o alterar la realidad de nuestra información (modificando documentos). Nuestra información puede verse afectada de múltiples formas.

Agentes externos

Existen situaciones producidas por agentes externos (daños eléctricos, inundaciones, golpes, incendios, etc…) que pueden dañar de forma irreversible nuestro sistema informático y nuestros soportes de almacenamiento (discos duros) y producir la pérdida total de la información. En estas situaciones sin una política efectiva de copia de seguridad revertir la situación es casi imposible.

Robos y perdidas

En cualquier momento podemos sufrir un robo en el cual desaparezcan todos nuestros equipos y sistemas informáticos (incluidas las copias de seguridad). También podemos perder un soporte con información única y valiosa. Los sistemas de copias de seguridad off-line nos permiten recuperar la información en cualquier escenario por grave que sea.

Internet:

En un mundo totalmente conectado, los ataques e intentos de acceso a nuestros datos están a la orden del día, virus, malwares, ramsonwares, fallos de seguridad, spam, etc.. son situaciones que pueden afectar a nuestra información y en muchos casos perderla de forma irreversible. Solo unas políticas de seguridad bien planificadas pueden evitar que nuestros datos estén en peligro.

Conclusiones

Tarde o temprano todas las empresas sufren alguna incidencia vinculada con sus datos, un virus, malware, la modificación o pérdida de un simpe fichero a la pérdida total de su información por fallo físico, ramsomware, etc.., es cuestión de tiempo sufrir algún tipo de incidencia.

Ante este escenario no es suficiente con tener un sistema de copias de seguridad (que es vital), hay que tener un sistema totalmente planificado y seguro, que cubra todos los escenarios existentes y que pueda realizar la recuperación de nuestra información en el menor tiempo posible.

En este artículo nos hemos centrado solo en la información (los datos de la empresa) pero hay que recordar que no solo se pierden o se ven afectados los datos sino todo el sistema informático (sistema operativo, configuración, etc…) esto quiere decir que volver a poner en marcha todo una red empresarial puede llegar a ser tremendamente complicado si nuestros sistemas de copias de seguridad no son efectivos.

La diferencia entre un mal sistema de copias de seguridad y otro efectivo y profesional es la siguiente: con el primero no se asegura la recuperación total de la información y el tiempo en recuperar todo un sistema puede ser de días, con el segundo se asegura la recuperación de toda la información en cualquier escenario y el tiempo de recuperación de todo un sistema puede ser inferior a dos horas.

Hágase esta pregunta:

Tiene la certeza que su sistema de copias de seguridad es efectivo en todos los escenarios posibles…. su información está en juego.

Conozca la situación real de su sistema de copias de seguridad

Copyright © 2016 Ids Soporte y Asistencia Técnica S.L.